Estamos en el último mes del año, y sí, pensamos lo mismo que tú, ¡este año se pasó volando! Las preocupaciones por terminar este año cada vez son menos y empiezan las preguntas de ¿dónde vas a celebrar Año Nuevo? Si eres de las personas que les gusta viajar y experimentar nuevas cosas en lugares desconocidos, aquí te recomendaremos algunos lugares de México que seguro te gustarán y sobretodo porque son lugares que no llegan a ser caros.

 

La Paz, Baja California Sur

En este punto de tu vida seguro has vivido inmensidad de cosas, pero ¿ya conoces La Paz? Un mexicano viajero no puede darse el lujo de no conocer este sitio, aprovecha y pon de pretexto este año que termina para viajar a esta ciudad mágica. 

Un lugar que te proveerá de mucha naturaleza y una de las playas más paradisíacas de México ya que no suele tener multitudes de personas (no le dicen “La Paz” por nada). La Playa Balandra fue reconocida como la playa más hermosa de México y su nombre saltó a la fama, ya que cuenta con un paraíso de agua turquesa y arena blanca, rodeada de cuevas y rocas que parecieran haber caído del espacio. Un paseo en kayak podría ser una buena actividad física y armoniosa para despedir el año y pensar en todo lo positivo que deseas lograr en un futuro.

El toque de naturaleza es ayudado por el mar de Cortés, conocido como el acuario del mundo, el cual a partir de diciembre comienza a recibir visitas de cientos de ballenas grises provenientes desde el Ártico para tener a sus crías en aguas más cálidas

 

Veracruz

Marimba, danzón, ambiente jarocho y ¡sin gastar mucho! Veracruz de los mejores lugares para celebrar cualquier ocasión y más si se trata de un Año Nuevo. En el Boulevard Ávila Camacho (el cual es sin duda el malecón más alegre de todo México), durante la noche del 31 de diciembre se convierte en la pista de una mega fiesta llena de música para todos los gustos, y cuando decimos todos los gustos eso implica desde el tradicional danzón para el que gusta disfrutar de tener un alma vieja, hasta la música electrónica que se enfoca en vivir la noche hasta más no poder. Todos los invitados a esta fiesta no paran de bailar, a menos que llegue el conteo de medianoche, que lleva por final besos, abrazos y felicitaciones.

 

“Una limosna para este pobre viejo, que ha dejado un hijo para el año nuevo”, esta frase es casi un himno durante los últimos días del año, ya que es común ver a los jarochos disfrazados de ancianos y andando por las calles entonando esta peculiar frase de la única manera que sólo ellos pueden hacer.

 

San Cristóbal de las Casas, Chiapas

¿Eres de los que tiene un alma más bohemia y disfruta del clima frío? Entonces olvídate de las playas y descubre San Cristóbal de las Casas, Pueblo Mágico de Chiapas ubicado entre montañas con un ambiente excepcional.

Los fuegos artificiales cubrirán el cielo de San Cristóbal durante la gran fiesta popular realizada el 1° de enero, donde encontrarás desfiles en los que participan mujeres con sus vestidos típicos y los parachicos; danzante originarios de Chiapa de Corzo que portan unas originales máscaras de madera.

Y ya estando por allá no sería una mala idea salir de la rutina de esta fiesta y visitar el pueblo de San Juan Chamula, ubicado a sólo 30 minutos de San Cristóbal; Chamula es conocido por sus prácticas enigmáticas que realizan sus habitantes durante esta época, especialmente en la Iglesia del pueblo. Tal vez este viaje llegue a desintoxicarte de todo lo negativo del año viejo y empieces el año nuevo con las mejores vibras posibles.

 

Manzanillo, Colima

Ir a la playa se considera generalmente como un gasto excesivo, pero ¿sabías que Manzanillo es uno de los lugares más baratos para pasar el fin del año? El puerto más bonito de Colima cuenta con playas de arena suave y bahías de agua tranquilas como las de una alberca. Regalate este viaje como el último del año y pídele tus 12 deseos a las olas de Manzanillo.

En la ciudad de Manzanillo se organiza un espectáculo totalmente gratis en el que se lanzan más de tres toneladas de juegos pirotécnicos, esto hace que la noche en la bahía quede iluminada por más de 15 minutos. El malecón de la ciudad es el sitio ideal para vivir esta fiesta, donde encontrarás música y un ambiente familiar agradable. La comida es algo que no habrá de sobra ya que puedes probar delicias durante la noche y todavía podrás disfrutar de la fiesta y la comida hasta el día siguiente.