Te traemos una segunda entrega de las delicias que debes probar en el hermoso estado de Nayarit

Chimichangas de ostión y camarón. 

¿Eres fanático de los ostiones?  Entonces sabrás que hay muchas formas de degustar este regalo de los dioses, los puedes comer frescos o cocinados, sobre hielo o al horno, una presentación que pocas personas han tenido la suerte de probar los ostiones, son en chimichangas, y las mejores las encuentras en La Boca de Camichín, pues ahí mismo se extraen los ostiones del estero. A este lugar solo llegan los verdaderos viajeros, ya que es una de las playas pequeñas y escondidas de Nayarit, llena de pangas en las que todas las mañanas los pescadores navegan por el estero para sacar estas delicias naturales, ostiones frescos y deliciosos para ofrecer a los visitantes y vender a los restaurantes de todo el Estado. Las chimichangas son un tipo de empanadita frita, rellena de camarón u ostión cocinado, acompañadas de salsa, no puedes perdértelas porque es un sabor diferente a todo lo que has comido. 

 

Pescado zarandeado.

El platillo más famoso de Nayarit, o como dicen “el platillo típico” es el pescado zarandeado. Sin duda una exquisita forma de presentar este producto, es elaborado con chiles y especial de la mesa local, preparado a la leña, la cual le da el tiempo de cocción necesario para siempre quedar al punto. Es presentado con tortillas hechas a mano, frijolitos o arroz, salsas y ensalada de verduras. Si tienes una gran familia es el platillo ideal para mesas grandes, ya que no se vende por platillo, sino por el peso del pescado, que oscila entre el kilo o los tres kilos. Lo podemos encontrar en casi todos los restaurantes de cada municipio del Estado, pero nuestra recomendación es que te vayas a la costa nayarita, cualquiera de sus playas, te instales en uno de sus restaurantes o palapas y lo comas al lado del mar, no sabemos porque, pero en el mar la vida es más sabrosa y el pescado zarandeado no es la excepción. 

 

Albóndigas de camarón. 

En Nayarit todo hacen de camarón, y cuando decimos todo, es todo, hasta las albóndigas, Es muy común en los congeladores de las casas de los nayaritas, tener bien peladito y lavadito bolsitas de a medio, de camarón congelado que compraron el fin para cubrir la dieta básica de la semana, o por si llega una visita tener algo que ofrecerle. Un de los platillos nayaritas más extraños y deliciosos al mismo tiempo son las albóndigas con taxtihuil o albóndigas de camarón, estas no se hacen en todo el Estado, la zona donde las encontrarás es en la mayoría de comunidades del municipio de Santiago Ixcuintla, son deliciosas y únicas, su sabor es salado y difícil de comparar con lo que conocer, son bañadas en un caldo que su descripción es imposible, porque combina el sabor de los caldos tradicionales, con el toque único del camarón seco nayarita. Este platillo es imperdible y vale la pena viajar solo para degustarlo. 

 

Tamales de camarón.

Hemos probado todo tipo de tamales, ya que en nuestro país es uno de los platillos tradicionales, tanto que hasta a las tortas les ponemos un tamal. En Nayarit donde el camarón se extrae diariamente de sus costas, y lo distribuyen en todo el Estado tanto para consumo doméstico, como comercial y para exportación; no podían faltar ponérselos los tamales, y hasta que pruebes esta combinación de masa envuelta en hoja de plátano o palma, rellena de un rico guiso de camarón, puesta en una vaporera por horas, sabrás lo que es haber vivido. Este platillo tampoco lo encuentras en todo el Estado, lo vende de manera comercial solo en algunos lugares como Las Haciendas, y en puntos estratégicos de tránsito vehicular tanto interno como de paso. En el Estado los tamales de camarón se comen con la famosa Salsa Huichol la cual la encuentras en cualquier tienda, la combinación es lo que hace único a este platillo nayarita.

 

Pollo a la plaza. 

Este platillo es icónico del municipio de Ixtlán del Río, Nayarit, ahí también lo llaman pollo a la picha, y tiene 100 años de tradición. Actualmente no es difícil encontrarlo en algunos restaurantes de Tepic, o de otros municipios del Estado, ya que se volvió la cena favorita de los nayaritas. Porque es importante saber que este platillo se vende en las cenadurías, que regularmente abren por las noches para ofrecer la cena a las familias locales y visitantes. El platillo consiste en 2 o 3 piezas de pollo frito, acompañado de papas en gajos, frijoles, tortillas hechas a mano y una salsa especial que sirve para sazonarlo. Hay alguno que otro valiente que pide chiles jalapeños en escabeche y le da de mordidas a la par que degusta el platillo. Se sirve principalmente con agua fresca como dicen los locales, de cebada, jamaica, arroz, limón, etc. Para cenar en Nayarit, no hay cómo hacerlo con un delicioso pollo a la plaza.