¡Ah! la pubertad, esa etapa mágica llena de emociones, sentimientos y pensamientos donde todo suele ser CAÓTICO, y es que es la única etapa en la que te sientes el centro del Universo y crees, piensas y sientas que todo se trata de ti, no importa la excusa u ocasión, no puedes evitar sentirte involucrado en el asunto.

 

Te gusta presumir a tal persona le caes mal por el simple hecho de brillar en algún aspecto, si sientes que eres bueno en algo inmediamente crearás un enemigo el cual te odia porque eres mejor en eso. Además consideras que tu familia nunca te entiende ya que ellos no saben (ni por experiencia) lo díficil que es ser tú.

 

Y qué me dices cuando vas a los bautizos de tu sobrinito donde se reunen familias y amigos a comer y tener música en vivo, y del género que menos toleras en esa época, norteño. Ya que tus gustos son únicos y escuchas canciones en inglés A PESAR DE NO SABER INGLÉS, el washawasheo te sale increíble en esta etapa de tu vida.

 

Tu voz es un desastre, los decibeles que llegas a emitir podrían ser hasta dañinos para los que te escuchan ya que siempre estás gritando y en hombres pues hasta los famosos gallos suelen dejar apenas frente a la chica que les gusta en ese momento.

 

¿Aún no recibes algún premio por ser el rey o la reina del drama? Descuida, te llegará pronto. No puedes vivir ni un día sin hacer drama, ya que consideras que la vida es injusta y claro nunca tienes la culpa en esto. Pero no importa así te queremos y si apenas estás viviendo esta etapa ten presente que te esperan nuevas experiencias y si ya estás algo grandecito, igual esperamos que no te sigas comportando de esta manera.