Campeche es una pequeña ciudad localizada al suroeste de la Península de Yucatán, a lo largo del Golfo de México. Después de la llegada de los españoles, Campeche construyó un muro que rodeara la ciudad para protegerse de piratas y uno que otro merodeador. Esos muros, mejor conocidos como fortificaciones siguen aún en día en la ciudad.

Campeche es de esas ciudades que destila carisma colonial. Puedes notar el cariño en los cuidados que tienen sus edificios, en los parques e incluso en sus calles adoquinadas. Todo esto lograr hacer un encuadre perfecto de armonía. A diferencia de Puebla u Oaxaca, las calles de campeche no están todo el tiempo llenas de gente o coches. Es maravilloso ver las calles y no preocuparte de que un carro pase cerca de ti.

Para entrar a la ciudad existen cuatro accesos principales, puedes iniciar caminando sobre las calles que conectan con la Puerta de Tierra hasta Puerta del Mar. Una vez salgas de Puerta del Mar, continua caminando para visitar otro de los muchos baluarte que tenían la función de bastiones a lo largo de todo el muro. Al final del día puedes relajar con un cóctel de mariscos y un delicioso plato de camarones al coco, ambos platillos son la especialidad de la región.